La intervención permitida: El aborto “selectivo”

por Pilmayquen Belgradi

1450103_1527686360861138_3776279191098389971_n
En las últimas décadas, en India se han dado millones de casos en los que se ha practicado el aborto selectivo. Las ONGs y demás agrupaciones han querido llevar a la luz las cifras de los mismos, pero estos han sido acallados.

“La cifra que difunden espanta: se habla de doce millones de abortos de fetos femeninos en ese país, donde, paradójicamente, las nuevas tecnologías están sirviendo de instrumento para llevar a cabo esta práctica horrorosa.” (Diario Clarín ; junio 2011)
Según expone Prhabat Jha, del Centro de Investigación Global para la Salud (CGHR) de la Universidad de Toronto (Canadá), quien lideró una investigación con los censos realizados en la India entre 1991 y 2011 en Nueva Delhi, establece que estas prácticas son recurrentes en familias en las que su primogénito es de sexo femenino, por ende, el segundo embarazo es interrumpido si, este también, es del mismo sexo. Frente a estos datos, hace un paralelismo con la población, afirmando que el número de mujeres entre 0 y 6 años son 7,1 millones menos en comparación con varones de la misma edad (censo 2011). Según datos del último censo, en 2013, hay 940 mujeres por 1000 hombres.

Estos “mecanismos culturales” se dan porque, en la sociedad India, se privilegia al hombre por sobre la mujer, ya que este es el encargado de la perdurabilidad del apellido y de la proyección económica y social. En cambio, el rol de la mujer, es meramente reproductor y de preparación para el casamiento. Por otro lado, esta práctica se da más en las clases sociales altas, que en las bajas, ya que los primeros tienen los recursos e influencias
para acceder a este tipo de tecnología y entregar altas remuneraciones a los médicos que llevan a cabo estos procedimientos.

A pesar de que en 2011 se dio una de las Conferencias Internacionales de población, en El Cairo, donde 180 Estados, entre ellos India, firmaron el Programa de acción sobre “Cooperación y desarrollo”, en el cual se repudia la discriminación hacia la mujer entre otras postulados, esta práctica ha ido creciendo. En consecuencia, se habla de una gran brecha entre hombres y mujeres, tanto en números poblacionales como de inclusión social, ya que la mujer, de parte de su familia, recibe menos recursos que el hombre y esto se vuelve aún más delicado teniendo en cuenta el contexto social en donde están inmersas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s