Un quiebre en la cotidianidad de la vida: 10 días de divinidad

por Pilmayquen Belgradi

xxkhoti-ss-slide-81hn-articlelarge-v2

Durante 10 días, en un pequeño pueblo al sur del estado indio Tamil Nadu, en el mes de febrero y marzo se celebra el festival anual hindú Mayana Kollai, donde las mujeres transgenénero o hijras llevan a cabo una serie de ceremonias  que las transforman en deidades.

Durante este período, las khotis también conocidas como hijras, kinnars o avarani son consideradas diosas y respetadas por los pueblerinos, quienes las invitan a bendecir su hogar y a los recién nacidos. Es frecuente, en este  período, verlas danzando por la calle, donde son observadas por los aldeanos quienes no hacen mención de su género, con vestimentas coloridas y maquillaje preparado para la ocasión, ya que convertirse en deidad también conlleva ocultar la realidad cotidiana detrás de un rubor.

Las preparaciones son llevadas a cabo en un cuarto en las inmediaciones del templo en completo silencio y reverencia, donde no está permitida la entrada de hombres. Es frecuente verlas ayudándose unas a otras, a pesar de que muchas veces surgen las rivalidades porque ciertos khotis tienen más trascendencia en el evento que otros. Poco a poco van desapareciendo los rostros detrás de grandes capas de maquillaje, piedras y adornos, vistiéndolas de las diosas que cada uno representa para dejar detrás el “ordinario traje” de su vida cotidiana.

Los khotis, a diferencia de las personas transgenero en Occidente, se relegan y conviven en comunidades que son reguladas  por autoridades denominadas “madres” o ” abuelas”.  Muchas de ellas dan a conocer  su identidad en la adolescencia o nunca lo hacen y viven una “vida heterosexual” que les sirve como pantalla para evitar las burlas y golpes de quienes se atreven a enfrentar las consecuencias de su elección sexual en una sociedad con tintes conservadores, anclada en un pensamiento tradicional  muy fuerte.

Podríamos decir que estos 10 días festivos, son 10 días de quitarse la máscara, de “relajarse” para los Hijras, ya que son venerados y no condenados por su elección de vida. La conversión en deidad les permite liberarse por un momento de la gran carga que les impone la sociedad por su elección, entre piedras y maquillaje.

http://www.nytimes.com/es/2016/09/20/de-lo-mortal-a-lo-divino-las-diosas-transgenero-de-la-india/

Anuncios

Un comentario en “Un quiebre en la cotidianidad de la vida: 10 días de divinidad

  1. Pingback: EL RECONOCIMIENTO DE UN TERCER GÉNERO EN INDIA Y OTROS PAÍSES | GEIRSA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s