Evolución del vínculo entre la India y la Unión Europea

Por Aldana Fouquet

UNION

Actualmente la Unión Europea es el socio comercial más importante de la República de la India representando un 13% de su comercio, mientras que Nueva Delhi se presenta como el noveno socio comercial para el bloque europeo. Esto ha sido posible ya que desde la década del sesenta, India fue uno de los primeros países en establecer relaciones diplomáticas con la Comunidad Económica Europea, vínculo marcado por un ciclo de avances y estancamientos progresivos hasta la actualidad.

Desde el punto de vista jurídico las relaciones entre ambas partes están regidas por la Declaración Conjunta del año 1991 y el Acuerdo de Cooperación de 1994, documentos troncales que, además de haber llevado a las relaciones bilaterales a un nivel más profundo del meramente económico, han posibilitado la creación de una Comisión Mixta, la cual es complementada por el acceso preferencial de India al mercado comunitario europeo mediante el Esquema de Preferencias Generalizadas.[1]

Con la llegada del nuevo milenio, las relaciones siguieron su curso mediante la realización de cumbres anuales y el ascenso del vínculo bilateral al nivel de Asociación Estratégica para lograr cooperar en temas de mayor complejidad. En este sentido, también se adoptó un plan de acción para el fortalecimiento de la cooperación en política económica, comercio e inversión. Cabe destacar que desde el año 2007 comenzaron negociaciones para un Acuerdo de Libre Comercio Unión Europea-India,  habiendo sido acordado el inicio de las mismas en octubre de 2006. Para la concreción de dicho acuerdo se realizaron más de una decena de rondas de negociación. Sin embargo, para el año 2013 las mismas quedaron paralizadas ya que la prohibición de la venta de aproximadamente 700 medicamentos indios dentro del mercado europeo provocó resquemores en el gobierno de Manmohan Singh.

Superadas estas cuestiones, las discusiones formales fueron retomadas en enero de 2016.  En marzo de ese año ambas partes celebraron la decimotercera cumbre UE-India en Bruselas, en la cual se abordaron cuestiones relativas a inversión, comercio, clima, energía, migración, agua, política exterior y seguridad. El tema central fue el mencionado intento de Acuerdo de comercio e inversión, ya que se insistió en el compromiso de reforzar la asociación estratégica preexistente.

Por otra parte, se trazó una hoja de ruta que marcará los próximos cinco años mediante un programa de acción UE-India 2020. Al tratarse de una agenda a mediano plazo, se apuesta a aumentar la colaboración en diversas áreas tales como cooperar en zonas de interés mutuo como África o Medio Oriente mediante políticas conjuntas, reforzar la cooperación triangular, fortalecer la cooperación en desarme y seguridad internacional, vincular la EUROPOL con agencias de seguridad indias, promover la defensa de los derechos humanos a lo largo y ancho del globo, incrementar el trabajo conjunto en el marco del G-20 y fortalecer la cooperación en industria farmacéutica, comercio, energía y medioambiente ya que ambos bloques son firmantes del Acuerdo de París de 2015.

Para concluir, es preciso destacar que la Unión Europea e India son miembros del Encuentro Asia-Europa y de la Organización Mundial del Comercio, y que más allá de que existan aproximaciones de larga data y avances recientes entre ambas partes, la política de la India hacia la Unión Europea como bloque comercial no constituye una prioridad en comparación con las políticas aplicadas hacia otras regiones como países del subcontinente indio y la ASEAN, Estados Unidos, Emiratos Árabes Unidos, Rusia o la República Popular China.

Fuentes

[1] El Esquema de Preferencias Generalizadas permite a los países en desarrollo pagar un importe menor o ningún derecho sobre sus exportaciones a la Unión Europea, dando un acceso vital a los mercados del bloque. Para India, dicho esquema excluía el sector textil, pero a partir de 2014, con la aplicación del nuevo Sistema de Preferencias Generalizadas, también dejaron de beneficiarse sectores como los productos minerales, los productos químicos, las pieles y cueros, los vehículos de carretera, las bicicletas o los buques, por cumplir el criterio de productos competitivos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s