Los conflictos fronterizos opacan las relaciones entre India y China

DI9av1BXoAAb9jG

India y China son en la actualidad las dos economías más importantes del continente asiático y dos países que hace más de una década están luchando por posicionarse en el mercado mundial; en virtud de ello, ambos países vienen estableciendo hace tiempo exitosas relaciones comerciales y económicas bilaterales. Pese a ésto, en lo que refiere a las relaciones fronterizas y de seguridad estratégica no han sido tan positivas como en el ámbito económico y en otras áreas de cooperación. Ambos países han tenido desde el siglo pasado serios conflictos limítrofes, ocasionados por diversas razones, que nunca fueron totalmente subsanados. Ésto ha llevado a que en junio de 2017 se desatara una nueva disputa limítrofe que ha puesto en jaque las relaciones fronterizas entre los dos gigantes asiáticos y, que a pesar de las conversaciones entre los mandatarios de dichos países y sus esfuerzos por resolver este problema no parece ser un asunto concluido.

El dilema se presentó cuando el 18 de junio de 2017, 300 soldados indios incursionaron en Doklam, una región del Himalaya que une los territorios de la India, China y Bután. El principal motivo de esta intervención de las tropas indias se debe a la oposición del gobierno de Nueva Delhi a la construcción de una carretera por parte de China, que acusan que tiene como fin establecer una ruta militar en la zona. En este sentido, la India y Bután consideran que las obras se encuentran en suelo butanés; mientras que China sostiene que la construcción de la ruta tiene lugar en su territorio, y que en todo caso la diputa con Bután no tiene nada que ver con la India. Sin embargo, la administración de Modi justificó sus actuaciones señalando la defensa de su vecino aliado y argumentando que cualquier construcción tendría graves implicaciones para su seguridad nacional.

La tensión fue escalando en el mes de julio ante la resistencia de India de retirar sus tropas y el consiguiente despliegue de las fuerzas del Ejército de Liberación Popular chino en su frontera occidental, equipadas con tanques y vehículos blindados. Si bien no hubo un enfrentamiento armado, se registraron algunas acciones violentas y enfrentamientos menores entre las tropas indias y chinas, que alarmaron al gobierno de Pekin, por lo que la portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, señaló que tales acciones ponían en peligro acuerdos bilaterales entre ambos países sobre el mantenimiento de la paz en las fronteras. Ante las advertencias de China y los esfuerzos diplomáticos de ambos países, la India anunció la retirada de sus soldados de Doklam el 28 de agosto, después de dos meses de disyuntiva. Empero, se desconoce si las tropas chinas se retiraban igualmente de la zona en cuestión y se ignora si China aceptó detener las obras de la controvertida carretera.

Por su parte, en el marco de la IX Cumbre BRICS 2017 que se llevó a cabo la primer semana de septiembre, el presidente chino, Xi Jinping, celebró el martes 5 un encuentro bilateral con el primer ministro indio, Narendra Modi. Durante esta reunión bilateral el mandatario chino exigió a su par indio que las relaciones entre ambos países “vuelvan a encarrilarse” y subrayó ante Modi que unas relaciones estables y sanas entre China e India son de interés fundamental para los dos pueblos, por lo que deberán trabajar para “mejorar la confianza mutua y la cooperación para que los lazos vayan por buen camino”.

Con esto, queda en evidencia que ambos países están dispuestos al diálogo, pero no queda muy en claro cuánto están dispuestos a ceder para resolver de manera definitiva sus conflictos fronterizos. De este modo, esta disputa no concluida se suma a otros numerosos choques diplomáticos y militares que China e India han tenido en algunas regiones a lo largo de los 4500 kilómetros de frontera que comparten. El enfrentamiento entre estas dos potencias nucleares y, a su vez, las naciones más pobladas del mundo, refleja una creciente competencia geopolítica, que tiene parte de sus orígenes en la guerra que se desató en 1962 en la que las tropas chinas humillaron a los soldados indios, hecho que hasta el día de hoy es motivo de resentimiento. En conclusión, ambos países no sólo tendrán que profundizar sus conversaciones en este aspecto y superar los rencores del pasado, sino que también deberían emplear acciones en concreto mediante las cuales puedan cooperar para llegar a un acuerdo en común y evitar futuros enfrentamientos.

Fuentes:

http://www.el-nacional.com/noticias/mundo/lideres-china-india-reunieron-tras-dias-conflicto-fronterizo_202111

http://www.t13.cl/noticia/mundo/presidente-chino-espera-relacion-estable-y-sana-india

http://www.lanacion.com.ar/2057772-la-india-y-china-resuelven-otro-conflicto-que-tenia-en-vilo-a-asia

http://www.hispantv.com/noticias/china/352078/india-aprender-conflictos-frontera-doklam-wang

http://www.hispantv.com/noticias/china/351855/simulacro-guerra-india-oceano-indico

http://www.hispantv.com/noticias/china/351179/culpa-india-lanzar-choque-fronterizo-sube-tension

http://www.hispantv.com/noticias/la-india/350597/china-fuerzas-frontera-ladakh-cachemira-tibet-tension

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s