Religión y populismo en India

por Azul Godoy Correa

tajmahalindia

 

Hace unos días apareció en los medios la noticia de que el estado indio de Uttar Pradesh quitó de su lista de sitios turísticos al célebre Taj Mahal, un lugar reconocido mundialmente por ser Patrimonio de la Humanidad. Este acontecimiento ha generado intensos debates y muchas preguntas, que para poder comprender es necesario conocer lo que está sucediendo actualmente en India con su gobierno.

El Primer Ministro Narendra Modi y el partido que lo representa, el Bharatiya Janata Party también conocido como “partido popular” defienden los valores de la religión hinduísta, la cual representa a la mayoría de la población del país. Desde la victoria de Modi se han sucedido diversos ataques a las religiones minoritarias, siendo la religión musulmana su principal objetivo. Se han observado casos en los que se ha visto restringida la libertad de expresión y otros donde la intolerancia religiosa ha generado ataques que acabaron con cientos de vidas, en lugares como Uttar Pradesh, Jammu y Kashmir, Rajasthan, Jharkhand, Haryana, Madhya Pradesh y Assam.

Por su parte, el estado de Uttar Pradesh ha sido el centro de la atención en relación a los acontecimientos mencionados. La controversia sobre el tema del Taj Mahal estalló cuando la Ministra de Turismo, Rita Bahuguna Joshi, perteneciente al Bharatiya Janata Party, emitió un folleto sobre los lugares turísticos del estado y este monumento islámico no se encontraba en él. De este modo, una vez más, comenzaron las críticas hacia el gobierno de Modi y su supuesto autoritarismo e intolerancia hacia cualquier otra religión que no sea la hindú; situación que podría generar un foco de tensión entre musulmanes e hindúes, religiones que ya han tenido un pasado de enfrentamientos violentos en la India.

Lo que sucede en la actualidad política de la India es que, por un lado, Modi expresa un “nosotros” que se refiere a la mayoría hinduista, y por otro lado, un “ellos” del que habla cuando se refiere a los musulmanes en particular, pero también a otras minorías étnicas y religiosas. Al analizar muchas de las situaciones que se viven en la India actual, se puede afirmar que el gobierno de Modi resguarda ciertas prácticas populistas, precisamente cuando se observa la intolerancia religiosa que se predica en sus discursos y los ataques a las minorías religiosas presentes en su territorio.

 

Fuentes:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s