Resguardando nombres, censurando voces

Por Pilmayquén Belgradi

_97435378_pawar976

¿Alguna vez pensaste en la importancia que puede representar un nombre? Para una mujer india saber esto es de vital importancia y más si se trata del nombre de su marido.

Esta tradición, que persiste en los Estados Indios como Uttar Pradesh o Calcuta entre otros , va más allá de la religión o la casta a la que pertenezca una mujer. Desde niña, se le inculca que su futuro esposo estará en condiciones de igualdad a la de una “deidad” o “divinidad”, y por esto, se deberá resguardar su nombre y no llamarlo por el mismo. De lo contrario, se correrá el riesgo de “llamar la mala suerte” o acortar la vida del esposo. Por otro lado, el respeto al marido también se basa en realidades como ser este quién solventa económicamente a la familia y es, en varias ocasiones, de mayor edad que la mujer, por lo tanto, debe ser respetado y venerado ya que es visto como el dueño de quien es su esposa. Esto demuestra como el sistema patriarcal se reproduce en distintos niveles.

Por otra parte, se han dado situaciones en aldeas indias en que algunas mujeres han llamado por sus nombres a los esposos o a algún miembro hombre de la familia y, debido a esta situación han sido expulsadas de la comunidad, ya que, en determinados casos, la tradición no sólo resguarda el nombre de los esposos sino también el de algunos familiares.

Malati Mahato, comenta su vivencia en un documental producido por “Video Volunteers”, una organización que le “da voz” a quienes viven situaciones de exclusión en India. En dicho documental, esta mujer relata cómo fue denunciada por su cuñada ante el consejo de una aldea dentro del Estado oriental de Orissa por haber llamado por su nombre al tío de su esposo. En consecuencia, el castigo que recibió fue ser desterrada y reubicada en una aldea en los límites del pueblo.

En otro orden de cosas, la organización “Video Volunteers” comenzó una campaña en algunas zonas rurales de la India, para denunciar/generar conciencia sobre estas tradiciones patriarcales. Alguna de las medidas que se están llevando adelante para hacer frente a esta problemática son, por ejemplo, la que pone en práctica Rohini Pawar, una voluntaria en un pueblo cercano a la ciudad occidental de Pune. Rohini propuso comenzar a llamar a los maridos por sus nombres. En conversación con el medio digital BBC, confesó que hacía 15 años estaba casada y nunca había llamado por su nombre a su marido Prakash. “Antes lo llamada Babba, porque sus sobrinos lo llamaban así, o “Aaho” -“usted” en un idioma local- para llamar su atención” comentaba.

Hoy en día, la tradición está perdiendo cada vez más influencia. Con la creciente alfabetización de la mujer, su progresiva inserción en el mercado laboral y un mayor número de casamientos por amor y no por arreglo, se está logrando una mayor independencia de la mujer y, consecuentemente, un menor peso de cuestiones tradicionales en sus vidas. Sin embargo, esta tradición cultural y patriarcal está muy arraigada aún en las zonas rurales y en hogares conservadores de los suburbios.

Luego de tantos años de arraigo de esta tradición cultural, es importante saber percibir que estos pasos que parecen pequeños, son gigantes a la hora de ver su repercusión en el ámbito de la mujer. Es importante que las mismas puedan gozar de plenitud de derechos, tales como poder decir un nombre en voz alta.

FUENTES
http://www.bbc.com/mundo/noticias-40767183

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s