Gasto militar en ascenso en la cuna de la no-violencia

por Baltasar Bayma

India ejército

Pensar en la India es evocar a Mahatma Gandhi y a la ideología de la no-violencia. Este país es, además, la democracia más grande del mundo y posee una diversidad cultural inconmensurable. En su territorio se hablan más de 1.600 dialectos y conviven personas de diferentes etnias y religiones. India también es conocida como “la farmacia de los pobres” por ser la principal proveedora de medicamentos a países subdesarrollados.

Estas imágenes contrastan con la evolución que han registrado las importaciones indias de armas militares en el último decenio. Estas compras registraron un crecimiento del 67,57% entre el 2006 y el 2016 y alcanzaron la cifra acumulada de US$32.508 millones en ese lapso, convirtiendo a la India en el principal importador de armas de la década. En segundo y tercer lugar de importancia se ubican China y Arabia Saudita que compraron armas por US$16.444 millones y US$15.642 millones, respectivamente, en el mismo período.

Hay otro hecho que contrasta fuertemente con las imágenes que India suele evocar: este país pertenece al reducido grupo de naciones que poseen armas nucleares.

El incremento de las compras indias de armamento se desarrolló de la mano del aumento del gasto militar. Éste experimentó una expansión del 56,44% en los últimos diez años, representó el 2,5% del PBI indio en 2016 y se engloba en una tendencia de largo plazo: India quintuplicó, en términos reales, su presupuesto militar en las últimas cuatro décadas. Este crecimiento lo ubicó entre los cinco presupuestos militares más grandes del mundo en 2016, detrás del de Estados Unidos, China, Rusia y Arabia Saudita.

Son numerosas las razones que pueden esgrimirse para explicar este incremento.  El vigoroso crecimiento económico de las últimas décadas le permitió a este país aumentar no sólo la compra de armamento, sino las importaciones en general. Asimismo, es el séptimo país más grande del mundo en cuanto a extensión territorial y tiene disputas territoriales con la mayoría de sus vecinos. El conflicto territorial, aún vigente, con Pakistán por la región de Cachemira se originó a partir de la independencia de ambos países hace setenta años. Por otro lado, India enfrenta conflictos internos como la insurgencia naxalita.

Sin dudas, la India es un actor relevante en la economía global: su economía es la séptima más grande del mundo y se estima que será la tercera en 2050. El crecimiento sostenido y acentuado del gasto militar indio da cuenta de que la creciente influencia del país asiático en el siglo XXI no se limitará exclusivamente a la esfera económica.

Fuentes:

  • Bases de datos del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo.
  • Fouquet, A. & Yanantonio, E. (junio, 2017). La política exterior de Narendra Modi hacia el contencioso de Cachemira. Ponencia presentada en la II Jornada Internacional de la India, Buenos Aires, Argentina.
  • Hawksworth, J. (2006). The world in 2050: how big will the major emerging market economies get and how can the OECD compete?
  • Wilson, D. & Purushothaman, R. (2003). Dreaming With BRICs: The Path to 2050.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s