Implicancias de las Tecnologías de la Información y Comunicación en India

por Sabrina Victoria Olivera

tic india

Con posterioridad a su Independencia de la corona británica en 1947, la industria de las tecnologías de la información y comunicación (TICs) de India fue un reflejo de su ideología autárquica que imperaba en la orientación doméstica. Las restricciones a la importación de electrónica fue el centro de la estrategia política, pues su objetivo consistió en alcanzar la autosuficiencia en la producción electrónica y en la tecnología moderna, por medio de la actuación de las empresas públicas. En la década de 1970, se otorgaron incentivos a los inversores extranjeros, quienes se enfrentaron a una competencia poco saludable frente a las empresas del sector público que ostentaban mejores beneficios para producir electrónica y computadoras pequeñas. Sin embargo, a inicios de la década de 1980, las firmas indias privadas lograron alcanzar una cuota razonable en las exportaciones de software, debido a los bajos costos indios y a su capital humano angloparlante. Sigue leyendo

El Océano Índico: el nuevo escenario de disputas geopolíticas del siglo XXI

Buque-de-guerra-chino.-Archivo

El dominio de los océanos ha marcado las relaciones de poder entre las grandes potencias desde el siglo XVI. Mientras que el Océano Atlántico se configuró como el centro de las relaciones internacionales hasta mediados del siglo XX, desde fines de la Segunda Guerra Mundial el Océano Pacífico ha emergido como un escenario de importancia geopolítica, y ha ido ganando relevancia con el auge económico de la región del Asia-Pacífico. No obstante, hoy el espacio marítimo que está generando mayores controversias es el Océano Índico, donde las grandes potencias marítimas se disputan su hegemonía en pos de su envergadura estratégica y de los beneficios que trae aparejado.

Sigue leyendo

Organización de Cooperación de Shanghái: otro desafío para la India de Narendra Modi

Por Aldana Fouquet

MODI2

La Organización de Cooperación de Shanghái (en adelante OCS) es una organización intergubernamental creada en 1996 por China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán, países que fueron conocidos en un principio como los Cinco de Shanghái. En 2001, ingresó  Uzbekistán y en 2004, Mongolia se convirtió en el primer país con estatus de observador en la organización, lo que también sucedió con India, Irán y Pakistán, en el año 2005. Finalmente, hacia el año 2016 India y Pakistán realizaron el proceso establecido para lograr su membresía plena en la organización, mediante la firma del “Memorando de obligaciones” y de otros documentos restantes hacia 2017.

Sigue leyendo

Preocupación por la crisis de sucesión en la Casa Imperial japonesa

Por: Lorella S. Ciuti

imagen numero 1

La princesa Ayako -tercera hija del primo del emperador reinante de Japón Akihito- contrajo matrimonio el pasado mes de octubre con Kei Moriya,  empleado de la compañía naviera Nippon Yusen, y reabrió la discusión en torno a la crisis de sucesión por la que atraviesa el Trono del Crisantemo. La ley que rige sobre la Casa Imperial establece que las mujeres pertenecientes a la familia real pierden sus derechos dinásticos y no pueden acceder al trono si se casan con un plebeyo, e impide a su vez que sus hijos formen parte de la línea sucesoria.

La falta de hombres y la prohibición a las mujeres incide en la menguante línea de sucesión al trono. La familia imperial cuenta actualmente con solamente un varón joven, Hisahito, de 12 años y el resto son mujeres entre 20 y 30 años de edad de las cuales las princesas Noriko y Ayako han contraído matrimonio en 2014 y 2018 respectivamente, y la princesa Mako lo hará en el 2020. De esta manera, estando las mujeres excluidas de la línea sucesoria e imposibilitadas de otorgar herederos varones a la casa real, solamente restan cuatro herederos: los dos hijos del emperador Naruhito y Fumihito; el hijo menor de este último, Hisahito; y el hermano menor del actual emperador, Masahito, de más de 80 años.

Con la rígida legislación actual, el sucesor al trono debe ser un hombre cuyo padre sea de la familia imperial. Por lo tanto, si el pequeño Hisahito no tiene un hijo varón, esta dinastía milenaria podría extinguirse.imagen numero 3

Japón ya había dado paso al debate sobre la modernización de las leyes sucesorias dinásticas en la década pasada cuando planteó equilibrar el estatus de las mujeres de la familia con el de los hombres, es decir, que tengan las mismas posibilidades de acceder al trono, que no estén obligadas a abandonar la familia imperial al casarse con un plebeyo y que sus hijos e hijas sean incluidos también en la línea sucesoria. Estas propuestas quedaron en el olvido en 2006 cuando nació Hisahito, único varón de su generación y nieto Akihito.

Un paso importante se suscitó el año 2017 con la reforma -aunque sea temporal- en materia de modificación de la ley sálica que se aplica a la familia real cuando el Parlamento aprobó la excepción de abdicación en vida del emperador Akihito de 83 años de edad para abril del 2019 en favor de su hijo mayor Naruhito. Esto significará todo un acontecimiento en el país ya que es la primera vez desde hace 200 años que no se realizaba una sucesión en vida.

imagen numero 4

Junto a dicha ley transitoria, el Parlamento japonés aprobó también una resolución que precisamente instaba al Gobierno a abrir el debate sobre la permanencia de las mujeres en la institución tras el matrimonio. Gran parte de la opinión pública japonesa respalda un cambio para dar paso a las mujeres, sin embargo, sectores conservadores de la sociedad y parlamentarios, muchos cercanos al actual Ejecutivo liderado por Shinzo Abe, temen que esta propuesta termine permitiendo el acceso de las mujeres al trono diluyendo un linaje que consideran sacrosanto y que se remonta de acuerdo con algunos historiadores hasta el siglo IV y según la mitología nipona a 2.700 años atrás.

A corto plazo se ha optado por la vía mas tradicional que se pliega a la ley en vigor  y se espera que el pequeño Hisahito se case pronto y tenga uno o varios hijos varones que aseguren el futuro de la familia imperial. La puja constante en Japón entre dos fuerzas opuestas y a primera vista irreconciliables como lo son la modernidad y el apego a las tradiciones más antiguas se evidencia una vez más en esta cuestión y exige una visión superadora que permita la permanencia de la longeva institución imperial en el marco del mundo actual.

Fuentes:

https://elpais.com/internacional/2017/12/01/actualidad/1512102273_220664.html

https://elpais.com/internacional/2017/06/09/actualidad/1496974586_622829.html

https://elpais.com//20internacional17/05/19/actualidad/1495188173_118964.html?rel=mas

https://elpais.com/elpais/2018/08/01/gente/1533094742_173591.html

https://elpais.com/elpais/2018/10/29/gente/1540814687_026653.html

https://elpais.com/elpais/2018/02/06/gente/1517929180_457257.html

https://cnnespanol.cnn.com/video/japon-princesa-renuncio-amor-boda-pkg-digital-original/