Implicancias de las Tecnologías de la Información y Comunicación en India

por Sabrina Victoria Olivera

tic india

Con posterioridad a su Independencia de la corona británica en 1947, la industria de las tecnologías de la información y comunicación (TICs) de India fue un reflejo de su ideología autárquica que imperaba en la orientación doméstica. Las restricciones a la importación de electrónica fue el centro de la estrategia política, pues su objetivo consistió en alcanzar la autosuficiencia en la producción electrónica y en la tecnología moderna, por medio de la actuación de las empresas públicas. En la década de 1970, se otorgaron incentivos a los inversores extranjeros, quienes se enfrentaron a una competencia poco saludable frente a las empresas del sector público que ostentaban mejores beneficios para producir electrónica y computadoras pequeñas. Sin embargo, a inicios de la década de 1980, las firmas indias privadas lograron alcanzar una cuota razonable en las exportaciones de software, debido a los bajos costos indios y a su capital humano angloparlante.

La liberalización de la economía india a inicios de la década de 1990 coincidió con la expansión de las TICs a nivel mundial y el país se vio beneficiado por ello y por la disponibilidad de ingenieros y de programadores calificados. Además, las compañías indias en otros sectores diferentes a las TICs -como por ejemplo los servicios financieros- también comenzaron a utilizar la tecnología para aumentar la eficiencia y reducir costos de comunicación y coordinación. Así, el rápido crecimiento de los clusters de TICs en India ayudó a que el país se convirtiera en el primer exportador de servicios de esa índole –por lo general a los Estados Unidos-, con importantes implicancias para la productividad, empleo, salarios e innovación. El contexto descripto fue propicio para la tercerización de las compañías extranjeras, cuya tendencia persiste a la fecha. En rigor, las TICs constituyen el sector de la economía india que más rápido creció en los últimos treinta años. De esta forma, India se erigió como uno de los actores más importantes de la industria de las TICs en el mundo, particularmente en materia de software. A pesar de estos aspectos positivos, la capacidad de la economía de India de verse beneficiada a partir de las nuevas tecnologías depende de la disponibilidad, calidad y eficiencia de la infraestructura física. En el país estudiado, la falta de respuesta a esta exigencia está causando obstáculos para alcanzar el objetivo principal que es el crecimiento del país.

Amén de lo señalado, India es reconocida como uno de los destinos clave de las start-ups (nuevas empresas con una antigüedad menor a un año) de tecnología. Dentro de India, su “Silicon Valley” Bangalore (capital del estado de Karnataka) fue considerada uno de los nueve centros internacionales de start-ups fuera de Estados Unidos. Hyderabad (capital del estado de Telangana) también es elegida por dichas empresas y compite muy de cerca con Bangalore respecto de las TICs, biotecnología e industrias intensivas de investigación y desarrollo. El surgimiento de los centros de tecnología en ambas ciudades es un fenómeno reciente, sin perjuicio de que después de la Independencia en 1947, ambas albergaron a clusters industriales de manufactura, instituciones públicas de investigación y desarrollo e instituciones educativas de muy buena calidad. Sumado a ello, las dos ciudades contaron con gobiernos estatales que formularon e implementaron políticas acordes, impulsando el crecimiento de esas industrias y su infraestructura.

En honor a lo descripto, las compañías de software indias recibieron atención global en el sector de las TICs, fomentadas por el origen de conceptos como cadenas globales de valor o red de producción global. En definitiva, las políticas de promoción de startups y las instituciones académicas en ambos centros tecnológicos del sur de India brindan apoyo al ecosistema, pues son fuente de recursos humanos y emprendimientos. Además, cuentan con sus propias incubadoras de tecnología y brindan otros servicios, como consultoría sobre propiedad intelectual o comercialización de tecnología. En resumidas cuentas, la gran cantidad de personas calificadas a un costo menor y las políticas de gobierno efectivas generaron que India fuera uno de los destinos de tercerización favoritos para las compañías globales de TIC.

Fuentes:

  • Erumban, A. A., & Das, D. K. (2016). Information and communication technology and economic growth in India. Telecommunications Policy, 40(5), 412-431.
  • Rao, P. M., & Balasubrahmanya, M. H. (2017). The rise of IT services clusters in India: A case of growth by replication. Telecommunications Policy41(2), 90-105.
  • Shah, D., Russell, B., y Wilkinson, A. (2017). Opportunity and opportunism: The expatriation practices of Indian information technology multinational corporations. Journal of International Management, 23(2), 139-150.
  • Subrahmanya, M. B. (2017). Comparing the Entrepreneurial Ecosystems for Technology Startups in Bangalore and Hyderabad, India. Technology Innovation Management Review, 7(7), 47-62.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s