Clean India: ¿realmente una política gubernamental eficiente?

Por Aldana Fouquetgov-track5

Mahatma Gandhi siempre le dio principal importancia a la idea de lograr una “India limpia”, haciendo alusión a una de las problemáticas principales del país asiático como lo es la falta de instalación de baños en los hogares rurales, cuestión que hasta el día de hoy ha sido imposible de resolver. En este sentido, el ex presidente Pranab Mukherjee1, en su discurso ante el Parlamento en junio de 2014, anunció el lanzamiento de la “Misión de Swachh Bharat Abhiyan” (Clean India en inglés o Misión India limpia en español), la cual finalizará en octubre de 2019 coincidiendo con el aniversario de los 150 años del nacimiento de Mahatma Gandhi. Asimismo, Narendra Modi, Primer ministro indio desde el año 2014, vinculó el lanzamiento de esta política gubernamental a la actividad económica del país. Esta misión, según el mandatario, puede contribuir a un crecimiento del PBI, proporcionar mayores fuentes de empleo y reducir los costos de salud en el sentido de propiciar una mayor administración de residuos sólidos y mejorar la gestión de aguas residuales. Dicho programa también contribuirá a que la India alcance el Objetivo de Desarrollo Sostenible número seis (agua limpia y saneamiento) , establecido por las Naciones Unidas en el año 2015.

El objetivo principal de la misión “Clean India” es proporcionar a todas las familias rurales un inodoro en sus hogares para fines de 2019, ya que la defecación al aire libre y la contaminación del agua potable es un problema sanitario endémico a lo largo y a ancho del país. Tal es así que, las mujeres del campo a veces soportan provocaciones e incluso sufren ataques sexuales cuando hacen sus necesidades al aire libre, así que viajan en pequeños grupos, a menudo antes del amanecer, para estar protegidas entre ellas. Según UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, en 2014 India fue el país con el mayor número de personas que practican la defecación al aire libre, con una cifra que se eleva a los 530 millones de personas. Para reducir estos niveles, la misión tiene dos grandes objetivos o áreas en las cuales se aplica: la zona rural, proyecto que es administrado por el Ministerio de Agua Potable y Saneamiento; y las zonas urbanas, nucleadas bajo el Ministerio de Vivienda y Asuntos Urbanos. Asimismo, dentro de los objetivos puntuales de la misión podemos encontrar la construcción de inodoros individuales, agrupados y comunitarios; la eliminación o reducción de la defecación al aire libre; la construcción de letrinas; asegurar la gestión de residuos sólidos y líquidos y la colocación de tuberías de agua en las aldeas, asegurando el suministro a los hogares para finales de 2019 , entre otros.

En lo que respecta al financiamiento del Swachh Bharat, es preciso mencionar que la inversión en el costo del proyecto ha sido de más de 62.000 millones de rupias indias, es decir US$ 9.700 millones. Además, desde el sector empresarial, tanto público como privado, se participa en las actividades de limpieza bajo los esquemas obligatorios de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) desde 20142. Distintas empresas como Toyota Kirloskar, Maruti, Tata Motors, Coca Cola, entre otras, tienen presupuestos específicos para proyectos del programa Clean India, los cuales además de incluir la construcción de baños en aldeas distantes, también se enfocan en la realización de talleres sobre cambios de comportamiento, manejo de desechos y actividades de higiene y saneamiento del agua, entre otros. En esta misma línea, el Grupo Banco Mundial otorgó un préstamo de US$ 1.500 millones y US$ 25 millones en asistencia técnica en el año 2016 para las empresas vinculadas.

Para finalizar, es menester tener en cuenta las cifras oficiales publicadas por el gobierno y analizarlas en relación a una cuestión que, en la práctica, es sumamente relevante a la hora de hablar de la eficiencia de este tipo de proyectos gubernamentales: el factor cultural y la verdadera funcionalidad de la instalación de los baños en la sociedad india. Las cifras establecen que se pasó de un 38% de cobertura nacional de saneamiento en el año 2014, a un 65% aproximadamente hacia el año 2017, cifra que busca ir en aumento hacia la finalización del plazo de la Misión en septiembre de 2019. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, el factor cultural es uno de los principales obstáculos para cambiar los hábitos de la sociedad india en miras a la higiene y sanidad comunitaria, el cual se vio condicionado además por la falta de políticas apropiadas en la materia a lo largo de la historia reciente del país asiático. Este tipo de políticas puede ser más provechosa en las castas altas, pero más difíciles de aplicar o de crear conciencia a nivel comunitario en las más bajas. En este sentido, una de las principales observaciones que podemos realizar es cuán necesario será continuar invirtiendo en insumos para la instalación de baños y letrinas o si es preciso que se apunte a generar una verdadera conciencia social y sanitaria en detrimento de costumbres sociales históricamente arraigadas.

Fuentes:

1 Pranab Mukherjee fue presidente de la India entre los años 2012 y 2017, por el Congreso Nacional indio.

2 La responsabilidad social empresarial o responsabilidad social corporativa es un mecanismo a través del cual las empresas invierten en actividades beneficiosas para la sociedad en general. La empresa, no el empresario, tiene un rol ante la sociedad y ante el entorno en el cual opera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s