Impasse en las relaciones japonesas-surcoreanas y el rol “activo” de China.

por Julia Alonso.

cf17bdd6-c3d5-11e9-ad8c-27551fb90b05_image_hires_205334

Últimamente se ha hablado de una “complicación” o un momento de “pausa” entre las relaciones de Japón y la República de Corea, pero ¿qué significa exactamente? Sólo en los últimos dos meses ambos gobiernos han tomado decisiones drásticas en materia de comercio, seguridad y diplomacia que afectan de manera directa al sostenimiento de buenas relaciones entre las dos potencias asiáticas. 

Cronológicamente, hablando de las decisiones tomadas en los meses de julio y agosto de 2019, el alejamiento comenzó el 1° de julio. Japón y Corea del Sur forman parte una cadena de compleja de comercio, donde se benefician mutuamente en la producción de aparatos electrónicos. Aún así el primer día del mes de julio de 2019, Tokyo decidió aumentar los controles en el abastecimiento de ciertos químicos de Japón hacia Corea utilizados para producir semiconductores, cruciales para la fabricación de componente que pueden ser encontrados en muchos de los productos electrónicos modernos. Las razones dadas por el gobierno japonés se amparaban en el “uso inadecuado” de tales químicos. A la vez, a fines de agosto, Japón quitó oficialmente a la República de Corea de su “white list” de países con los que tiene un comercio preferencial.

Seúl respondió a la primera de las medidas con una decisión en materia de seguridad. Anunció que “no está en sus intereses nacionales” mantener el General Security of Military Information Agreement (GSOMIA), que permitía a ambos países compartir información de forma directa e inmediata sobre las actividades nucleares de Corea del Norte. El acuerdo había sido establecido en 2016 en el marco de una alianza defensiva donde Estados Unidos formaría parte. Aquella medida surcoreana trajo aparejado una complicación en la estrategia estadounidense en Asia Pacífico, ya que ahora la información será compartida a través de Washington, causando que la efectividad de la alianza pierda peso. Sólo en lo que va del año 2019, Japón y Corea del Sur han compartido información a través de los mecanismos que el acuerdo establecía siete veces.

A nivel diplomático, la Suprema Corte surcoreana tomó la decisión de demandar a diferentes compañías japonesas para compensar a las víctimas de trabajo forzado durante la Segunda Guerra Mundial. Tokyo respondió que, todas las disputas y reclamos referidos a ese período de tiempo, incluyendo reclamos individuales, fueron resueltos a través del Tratado de Relaciones Básicas entre ambos países en 1965. Corea del Sur argumenta que tal tratado sólo resolvía las demandas a un nivel estatal para restablecer relaciones diplomáticas, sin considerar los reclamos individuales basados en sufrimiento emocional. Al mismo tiempo, alega que, en el momento en el que el tratado fue firmado, la dirigencia del gobierno surcoreano estaba en manos de un gobierno autoritario, que utilizó las compensaciones económicas por parte de Japón para desarrollar el país. 

Estamos en presencia de una nueva realidad donde las fricciones entre ambos países pueden llevar a una rivalidad. Si bien sus relaciones no son de enemigos, tampoco se las podría caracterizar como de amistad. Un beneficiario de este escenario es China, que ve a las alianzas de Estados Unidos con Japón y la República de Corea como una desventaja en la región. Japón, al imponer las restricciones económicas a determinados productos, obliga a Corea a buscar nuevos mercados donde conseguir alternativas. China es visto como un territorio  donde ir a buscarlos. 

Si bien los intereses chinos en la región son muy grandes, diferentes expertos han dicho que el gigante asiático buscará mantener un “rol activo” en la disipación de los obstáculos de las relaciones japonesas-surcoreanas. La estabilidad en la región es su principal objetivo. De esta forma, cualquier aumento de tensión entre ambos países, podría complicar la cooperación trilateral en la que China está muy interesada. El gobierno chino podría intentar convencer a los dirigentes japoneses y surcoreanos que la cooperación trilateral debe ser el interés principal de los tres países. 

Al parecer, los gobiernos de China, Japón y la República de Corea planean una reunión en el mes de diciembre de 2019 para establecer una mayor cooperación, y China se ha propuesto para ser el anfitrión. Beijing evalúa el hecho que un acuerdo de libre comercio (1) junto con Japón y Corea del Sur es una parte crucial en sus esfuerzos por integrar económicamente a la región y diversificar sus mercados, por lo que mantener buenas relaciones entre los tres es de vital importancia. Asimismo, China podría hacer de mediador entre ambos países si así lo quiere. Aún así, en la última reunión de los tres país, a finales de agosto de 2019, ni Japón ni Corea del Sur han aceptado o rechazado las propuestas de China. 

Si bien las relaciones de Japón y Corea del Sur se ven tensionadas en estos momentos, los diferentes intereses en la región por parte de China, pueden servir de apoyo común a la hora de ser árbitro entre ambos países. El Ministro de Asuntos Exteriores de Japón enfatizó que, si bien las relaciones con su vecino surcoreano pasaban por momentos difíciles, eso no debía impedir la cooperación de las tres naciones. Los tres gobiernos acordaron en incrementar la cooperación regional y trabajar juntos para generar mayor prosperidad. Pero mientras China y Corea del Sur plantearon que enfrentar el pasado sería la base para una relación de cooperación, Japón enfatizó en trabajar con miras hacia el futuro.

Notas:

(1) China y Corea del Sur concluyeron una negociación de cuatro años de un TLC en junio del 2015.  Japón, China y Corea del Sur comenzaron en 2012 las negociaciones para formar un TLC trilateral y, desde ese mismo año, han estado negociando la Asociación Regional Económica Integral (RCEP, por sus siglas en inglés) , un llamado mega-TLC entre 16 países de la región Asia-Pacífico. En la actualidad, las tensiones sobre cuestiones militares y de seguridad dominan la relación entre China y Japón, y la disputa sobre el Mar de China Oriental sigue siendo el principal asunto divergente, por lo que las negociaciones permanecen en pausa.

Fuentes:

 

  • JEONG-HO, LEE (21 de agosto, 2019): “Chinese Foreign Minister Wang Yi offers to help Japan and South Korea to settle trade dispute” en South China Morning Post. Recuperado en: https://www.scmp.com/
  • JEONG-HO, LEE (27 de agosto, 2019); “China, US seek to minimase fallout amid worsening South Korea-Japan trade feud” en South China Morning Post. Recuperado en: https://www.scmp.com/
  • JUNICHI, SUGIHARA (28 de agosto, 2019); “Japan officially ousts South Korea from export whitelist” en Nikkei Asian Review. Recuperado en: https://asia.nikkei.com/
  • KIM, BRIAN (16 de agosto, 2019); “Korean and Japan Clash Over History and Law” en Lawfare. Recuperado en: https://www.lawfareblog.com/
  • MORALES, ROBERTO (10 de mayo, 2018);: “China pide a Japón y Corea del Sur, firmar su TLC trilateral” en El Economista. Recuperado en: https://www.eleconomista.com.mx/
  • LEE, YEN NEE (22 de julio, 2019); “The Japan-South Korea dispute could push up the price of your next smartphone” en CNBC. Recuperado en: https://www.cnbc.com/world/
  • SHAO, GRACE (23 de agosto, 2019); “South Korea is scrapping a security deal with Japan -here’s why it matters” en CNBC. Recuperado en: https://www.cnbc.com/world/
  • ZHOU, LAURA (17 de agosto, 2019); “China may try to ‘play active role’ in defusing tensions between Japan and South Korea” en South China Morning Post. Recuperado en: https://www.scmp.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s