El comercio con India reanudó el crecimiento en 2019

por Baltasar Bayma

Artículo marzo de 2019

Luego de la caída del comercio entre Argentina e India en 2018 y del estancamiento experimentado en 2017, debido principalmente a la implementación de medidas proteccionistas por parte del país asiático a las compras de aceite de soja argentino, el volumen comerciado entre ambas naciones registró un crecimiento del 18% el año pasado. En concreto, las exportaciones a India se incrementaron un 33%, alcanzando la cifra de 2.034 millones de dólares; mientras que las importaciones provenientes de ese país disminuyeron un 9%, ubicándose en 809 millones de dólares. Esto resultó en un aumento del 92% del superávit que Argentina mantiene desde hace décadas con la nación oriental  y que se había visto afectado en años recientes por las restricciones implementadas por ese país.

En relación a las exportaciones argentinas a India, resulta significativo mencionar que las mismas se constituyeron mayoritariamente por aceite de soja y que su incremento puede atribuirse fundamentalmente al crecimiento demográfico y a la expansión económica de la India, cuyo Producto Bruto Interno se estima que creció un 5% en 2019. Ambos factores impulsaron la demanda de aceite de soja argentino, lo que derivó en un aumento del 33% en las cantidades vendidas de este producto al país oriental.

Con respecto a las importaciones provenientes de India, estuvieron conformadas por suministros industriales (57%), bienes de capital (14%), combustibles y lubricantes (14%), artículos de consumo (9%), equipos de transporte (9%) y alimentos y bebidas (1%). Asimismo, merece destacarse que no sólo descendieron las compras originadas en ese país, sino que para el total de importaciones argentinas procedentes del resto del mundo se prevé un declive del 25% en 2019, que se explica primordialmente por la recesión que atraviesa Argentina. La merma de la actividad económica afectó el consumo tanto de artículos nacionales como importados, incluidos los de origen indio, cuyas compras sufrieron un descenso del 21%. A su vez, la utilización de la capacidad instalada de la industria argentina fue, en promedio, del 63% el año pasado. Esto afectó a las importaciones de suministros que utiliza la industria local y que en el caso de los provenientes de India disminuyeron un 4%, mientras que las compras de bienes de capital indios se desplomaron un 20%.

En síntesis, el crecimiento del comercio bilateral se movió al ritmo de la actividad económica de cada país. La caída de la actividad económica de Argentina  afectó negativamente las compras a Nueva Delhi, mientras que el crecimiento económico del país asiático (además del auge demográfico) impulsó las compras de productos argentinos. India constituye uno de los principales destinos de las exportaciones argentinas, detrás de  Brasil, China, Estados Unidos, Chile y Vietnam. Con una economía que crece de manera sostenida desde hace décadas y una población en constante aumento es de esperar que el comercio bilateral cobre cada vez mayor importancia. Este escenario podría abrir las puertas a más oportunidades de intercambio de bienes que generan un impacto dinamizador para ambas economías.

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s