La pandemia económica del Sudeste Asiático

por @alonsojulia

Los efectos de COVID-19 están alterando las economías de la región del Sudeste Asiático. La pandemia ha perturbado el turismo, las cadenas globales de valor y la oferta de trabajo, afectando al comercio, la inversión y la producción total de los países llevando a un daño generalizado del crecimiento económico. La Oficina de Investigación Macroeconómica de ASEAN+3 (AMRO) estima que la epidemia causada por COVID-19 podría reducir el crecimiento económico hasta medio punto porcentual de algunas economías regionales en 2020.

El impacto más inmediato y notable ha sido la interrupción del turismo, los viajes y todos los servicios a fines. Como es sabido, los países del Sudeste Asiático basan gran parte de su economía en servicios de tipo turístico: según un informe del World Economic Forum de 2019 el turismo representaba el 18% del total del PIB de la región (World Economic Forum, 2019). Hasta 2020, las economías regionales se habían vuelto muy dependiente del turismo chino: los visitantes de China representanban alrededor del 40% de la totalidad del turismo en la región, por lo que la suspensión de vuelos, las restricciones y prohibiciones de visitantes chinos, junto con la orden de China de detener la salida de nuevos grupos de turistas por miedo al contagio, ha llevado a una tajante caída del turismo en la región, tanto chino como de otros países. Indonesia, Vietnam, Tailandia y Filipinas son los países más afectados por este cambio.

Al mismo tiempo, la baja del comercio también ha sido una consecuencia de la epidemia. El sector manufacturero ha sido interrumpido y la demanda interna ha caído sorprendentemente. Muchas economías regionales, como Singapur, Tailandia y Vietnam, están profundamente integradas en cadenas globales de valor, tanto regionales como globales. China representa un nexo importante en esas redes, al ser productor de una gran cantidad de bienes intermediarios que son utilizados como componentes a la hora de fabricar productos finalizados; por lo que aquellos países serán los más afectados por la reducción de demanda de productos. Como consecuencia de la alta dependencia que las economías de la región tienen con China, cualquier alteración en dicha economía causaría un efecto dominó, llevando a un impacto regional en el comercio y la producción. Países como Vietnam, Taiwán, Singapur, Corea del Sur y Malasia están gravemente expuestos a las alteraciones que puede sufrir la demanda china. Aún así, se espera que estas alteraciones presentes en 2020 sean pasajeras. 

Otro sector que se ve turbado es el de la salud. La rápida propagación del virus y de casos confirmados crece conforme pasan los días, lo que ocasiona la saturación de los sistemas de salud, que no están preparados para situaciones de tal envergadura. Las medidas tomadas por diferentes gobiernos para contener el brote, tales como cuarentenas o restricciones a viajes, afectan de manera indirecta al sector, al mismo tiempo que impacta en los comercios y en el comportamiento de los consumidores, y quienes pretenden evitar el contagio.

En términos de cooperación, se han observado acciones que se apoyan en el bienestar de la región, tales como el envío de kits para el testeo del virus a países menos desarrollados en el Sudeste Asiático por parte de Singapur, o los esfuerzos de Indonesia para profundizar el multilateralismo, especialmente en estos tiempos.

Se puede ver que, una vez más, el Sudeste Asiático ha basado su economía en el sector externo. Si la economía china crece menos de lo esperado o si la epidemia dura por un mayor período de tiempo y se esparce con mayor rapidez, el impacto en las economías regionales será aún más severo. Sin embargo, se ha comenzado a ver que los gobiernos de la ASEAN+3 implementan políticas para mitigar el impacto y contener las pérdidas. Es muy probable que las próximas acciones de los países del Sudeste Asiático ronden en devaluar sus monedas para lograr que sus exportaciones sean más competitivas, o llevar adelante pequeños paquetes económicos por parte de los diferentes gobiernos para estimular los sectores más desfavorecidos y compensar las pérdidas. 

Fuentes: 

  • WORLD ECONOMIC FORUM (2019), “The Travel and Tourism Competitiveness Report 2019 Asia-Pacific
  • OEKING, Anne (4 de marzo, 2020), “Coronavirus economic impact in East and Southeast Asia” en East Asia Forum. Recuperado en: https://www.eastasiaforum.org/
  • PARAMESWARAN, Prashanth (1 de abril, 2020), “The Geopolitics of Southeast Asia’s Coronavirus Challenge» en The Diplomat. Recuperado en: https://thediplomat.com/
  • NGUYEN, Trinh (13 de febrero, 2020), “The Economic Fallout of the Coronavirus in Southeast Asia” en Carnegie Endowment for International Peace. Recuperado en: https://carnegieendowment.org/#global-protest-tracker
  • MENON, Jayant (27 de marzo, 2020), “Assessing the economic impacts of COVID-19 on ASEAN countries” en East Asia Forum. Recuperado en: https://www.eastasiaforum.org/

 

Un comentario en “La pandemia económica del Sudeste Asiático

  1. Pingback: PRECSUR en tiempos de pandemia global | PRECSUR

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s