India y el cambio climático: principales abordajes en la agenda del elefante asiático

Por Aldana Fouquet
brief foto
La República de India está situada al sur del Himalaya y en un terreno subtropical, con una topografía, clima y biosfera en gran parte diversas. Es el séptimo país más grande del mundo -ocupando casi el 2,3% de la superficie terrestre, pero posee casi el 18% de la población mundial- y alberga a más de 1.210 millones de personas. Esto coloca a la nación bajo una gran presión para mantener hábilmente un camino de desarrollo sostenible y aprovechar sus recursos de manera eficiente (Government of India, 2012).

Sigue leyendo

Clean India: ¿realmente una política gubernamental eficiente?

Por Aldana Fouquetgov-track5

Mahatma Gandhi siempre le dio principal importancia a la idea de lograr una “India limpia”, haciendo alusión a una de las problemáticas principales del país asiático como lo es la falta de instalación de baños en los hogares rurales, cuestión que hasta el día de hoy ha sido imposible de resolver. En este sentido, el ex presidente Pranab Mukherjee1, en su discurso ante el Parlamento en junio de 2014, anunció el lanzamiento de la “Misión de Swachh Bharat Abhiyan” (Clean India en inglés o Misión India limpia en español), la cual finalizará en octubre de 2019 coincidiendo con el aniversario de los 150 años del nacimiento de Mahatma Gandhi. Asimismo, Narendra Modi, Primer ministro indio desde el año 2014, vinculó el lanzamiento de esta política gubernamental a la actividad económica del país. Esta misión, según el mandatario, puede contribuir a un crecimiento del PBI, proporcionar mayores fuentes de empleo y reducir los costos de salud en el sentido de propiciar una mayor administración de residuos sólidos y mejorar la gestión de aguas residuales. Dicho programa también contribuirá a que la India alcance el Objetivo de Desarrollo Sostenible número seis (agua limpia y saneamiento) , establecido por las Naciones Unidas en el año 2015.

El objetivo principal de la misión “Clean India” es proporcionar a todas las familias rurales un inodoro en sus hogares para fines de 2019, ya que la defecación al aire libre y la contaminación del agua potable es un problema sanitario endémico a lo largo y a ancho del país. Tal es así que, las mujeres del campo a veces soportan provocaciones e incluso sufren ataques sexuales cuando hacen sus necesidades al aire libre, así que viajan en pequeños grupos, a menudo antes del amanecer, para estar protegidas entre ellas. Según UNICEF y la Organización Mundial de la Salud, en 2014 India fue el país con el mayor número de personas que practican la defecación al aire libre, con una cifra que se eleva a los 530 millones de personas. Para reducir estos niveles, la misión tiene dos grandes objetivos o áreas en las cuales se aplica: la zona rural, proyecto que es administrado por el Ministerio de Agua Potable y Saneamiento; y las zonas urbanas, nucleadas bajo el Ministerio de Vivienda y Asuntos Urbanos. Asimismo, dentro de los objetivos puntuales de la misión podemos encontrar la construcción de inodoros individuales, agrupados y comunitarios; la eliminación o reducción de la defecación al aire libre; la construcción de letrinas; asegurar la gestión de residuos sólidos y líquidos y la colocación de tuberías de agua en las aldeas, asegurando el suministro a los hogares para finales de 2019 , entre otros.

En lo que respecta al financiamiento del Swachh Bharat, es preciso mencionar que la inversión en el costo del proyecto ha sido de más de 62.000 millones de rupias indias, es decir US$ 9.700 millones. Además, desde el sector empresarial, tanto público como privado, se participa en las actividades de limpieza bajo los esquemas obligatorios de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) desde 20142. Distintas empresas como Toyota Kirloskar, Maruti, Tata Motors, Coca Cola, entre otras, tienen presupuestos específicos para proyectos del programa Clean India, los cuales además de incluir la construcción de baños en aldeas distantes, también se enfocan en la realización de talleres sobre cambios de comportamiento, manejo de desechos y actividades de higiene y saneamiento del agua, entre otros. En esta misma línea, el Grupo Banco Mundial otorgó un préstamo de US$ 1.500 millones y US$ 25 millones en asistencia técnica en el año 2016 para las empresas vinculadas.

Para finalizar, es menester tener en cuenta las cifras oficiales publicadas por el gobierno y analizarlas en relación a una cuestión que, en la práctica, es sumamente relevante a la hora de hablar de la eficiencia de este tipo de proyectos gubernamentales: el factor cultural y la verdadera funcionalidad de la instalación de los baños en la sociedad india. Las cifras establecen que se pasó de un 38% de cobertura nacional de saneamiento en el año 2014, a un 65% aproximadamente hacia el año 2017, cifra que busca ir en aumento hacia la finalización del plazo de la Misión en septiembre de 2019. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, el factor cultural es uno de los principales obstáculos para cambiar los hábitos de la sociedad india en miras a la higiene y sanidad comunitaria, el cual se vio condicionado además por la falta de políticas apropiadas en la materia a lo largo de la historia reciente del país asiático. Este tipo de políticas puede ser más provechosa en las castas altas, pero más difíciles de aplicar o de crear conciencia a nivel comunitario en las más bajas. En este sentido, una de las principales observaciones que podemos realizar es cuán necesario será continuar invirtiendo en insumos para la instalación de baños y letrinas o si es preciso que se apunte a generar una verdadera conciencia social y sanitaria en detrimento de costumbres sociales históricamente arraigadas.

Fuentes:

1 Pranab Mukherjee fue presidente de la India entre los años 2012 y 2017, por el Congreso Nacional indio.

2 La responsabilidad social empresarial o responsabilidad social corporativa es un mecanismo a través del cual las empresas invierten en actividades beneficiosas para la sociedad en general. La empresa, no el empresario, tiene un rol ante la sociedad y ante el entorno en el cual opera.

Organización de Cooperación de Shanghái: otro desafío para la India de Narendra Modi

Por Aldana Fouquet

MODI2

La Organización de Cooperación de Shanghái (en adelante OCS) es una organización intergubernamental creada en 1996 por China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán y Tayikistán, países que fueron conocidos en un principio como los Cinco de Shanghái. En 2001, ingresó  Uzbekistán y en 2004, Mongolia se convirtió en el primer país con estatus de observador en la organización, lo que también sucedió con India, Irán y Pakistán, en el año 2005. Finalmente, hacia el año 2016 India y Pakistán realizaron el proceso establecido para lograr su membresía plena en la organización, mediante la firma del “Memorando de obligaciones” y de otros documentos restantes hacia 2017.

Sigue leyendo

Los impactos del cambio climático para la India actual

Por Aldana Fouquetindiapol

Con la asunción de Narendra Modi como Primer Ministro de la India desde el año 2014, el país asiático logró incrementar su proyección estratégica a nivel internacional, llevando adelante una política exterior más pragmática. Esa postura se vio caracterizada por una consolidación de sus relaciones con los países del Norte, incrementando la cooperación sur-sur, participando de foros a nivel internacional como BRICS y comprometiéndose con ciertas temáticas de importancia global tal como es el caso del cambio climático.

India se encuentra entre los primeros diez países más contaminantes por emisiones de dióxido de carbono, conformando anualmente cerca de un siete por ciento de las emisiones mundiales. Además, el setenta por ciento de la electricidad en India utiliza el carbón como fuente y en términos de vulnerabilidad, India está extremadamente expuesta a las consecuencias del cambio climático. Actualmente, las principales amenazas medioambientales que preocupan a Nueva Delhi son la polución del aire producto de la industria, la deforestación, la erosión de los suelos, el pastoreo excesivo, la sobrepoblación, entre otras. Pero a dichas temáticas se le suman fenómenos naturales recurrentes como sequías, inundaciones o lluvias torrenciales de los monzones.

A nivel interno India ha decidido implementar el Plan de Acción Nacional para Cambio Climático (PANCC) desde el año 2008. Este plan contempla objetivos relacionados con el cambio climático como reducir la vulnerabilidad del país, pero su implementación no deja de lado la necesidad de mejorar los estándares de vida de las poblaciones. Por ello, el programa se ha diseñado en ocho misiones. Las primeras cuatro misiones se encargan de la energía solar, la mejora de la eficiencia energética, el agua y el hábitat sostenible, y las siguientes dos comprenden los ecosistemas del Himalaya y reforestación de bosques. Por último, están las misiones de agricultura sostenible y conocimiento estratégico sobre cambio climático que tienen como principal finalidad mejorar los mecanismos de adaptación y mitigación frente a sectores como la agricultura. Además, India promulga una planificación de políticas cada cinco años, enmarcadas en el Plan de Cinco Años (FYP por sus siglas en inglés), conformado por temáticas como acceso a la energía, seguridad y eficiencia.

A nivel internacional, India forma parte de ciertas instancias como BRICS y el Grupo BASIC. Respecto del primero, el cambio climático es uno de los temas que, desde 2010 en la Cumbre de Brasília, atrajo mayor atención, sobre todo por el impulso de la posición negociadora de India en reuniones como la COP 16 en Cancún, México; pero particularmente en la COP17, cuya sede fue Durban, Sudáfrica en el año 2011. Asimismo, dentro del grupo BASIC, compuesto además por China, Brasil y Sudáfrica, India presenta una posición especialmente contraria a los países más industrializados y contaminantes, ya que el grupo considera injusto que estos últimos traten de limitar el ritmo de crecimiento económico de los emergentes, mientras que dichos países desarrollados no tuvieron las mismas restricciones durante sus procesos de industrialización.

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, se puede hablar de una postura conservadora de la India donde las autoridades la justifican argumentando que su país presenta un bajo nivel de emisiones per cápita y que existe un imperativo de desarrollo, que exige que 470 millones de personas salgan de la pobreza. En esencia, el discurso del gobierno de India centra la discusión en el hecho de que más del cincuenta por ciento de dichas emisiones provienen de los países miembros de la OCDE, mientras que India, con el diecisiete por ciento de la población mundial, sólo contribuye con el cuatro por ciento de éstas. Sumado a esta posición conservadora, India sostiene a nivel internacional la defensa de las responsabilidades comunes pero diferenciadas.

Para finalizar, se puede decir que India manifiesta un sólido compromiso presentado en foros internacionales para reducir sus emisiones de carbono para 2020 en comparación con los niveles de 2005 y que es consciente de la necesidad de aplicar medidas para la mitigación de los efectos de estas emisiones y del empleo de tecnologías más limpias. Por lo cual, el país asiático estableció al cambio climático como uno de sus retos clave con dimensiones globales que requiere una acción cooperativa global para enfrentarlo efectivamente. De esta manera, en varios foros y reuniones de alto nivel India se compromete con temáticas como la de cambio climático ya que intenta preservar el espacio para su desarrollo y para mejorar su seguridad energética, demostrando el deseo de que los compromisos entre los países desarrollados y los que están en desarrollo sean cada vez más equitativos.

FUENTES

Foro BRICS: oportunidad y desafío para la India actual

Por Aldana Fouquet

brics2

Desde los años noventa y más precisamente hacia comienzos del siglo XXI, India cobró mayor notoriedad en el sistema internacional debido a un prolongado crecimiento económico combinado posteriormente con una política exterior catalogada por muchos autores como pragmática. Este pragmatismo pudo observarse más acentuadamente a partir de la asunción de Narendra Modi como Primer ministro en 2014, quien se esforzó por darle a India una mayor proyección estratégica en el ámbito global reforzando las relaciones con los países del Norte desarrollado, consolidando la ya existente Cooperación Sur-Sur y priorizando ciertos mecanismos multilaterales, tal como es el caso de BRICS.

Sigue leyendo

Singapur: la era de lo “smart” liderando la agenda doméstica

Por Aldana Fouquet
banner_snv

Considerada ciudad-estado y colonia británica hasta el año 1965, Singapur se transformó en las últimas décadas en uno de los centros neurálgicos del comercio mundial. Su posición estratégica y la gestión de tres décadas del líder Lee Kuan Yew, personalidad a la cual pueden atribuirse rasgos autoritarios, le permitieron al país de la península de Malaca despegar financiera y tecnológicamente, convirtiéndose en un Estado líder en innovación en materia de salud, educación y medioambiente.

Sigue leyendo