La victoria del AAP y sus significados: viendo no sólo el árbol, sino el bosque

Por Jacobo SILVA PARADAAAP.jpg

Uno de los temas que más acaparó la atención de los medios indios, y algunos extranjeros, la semana pasada fue el resultado de las elecciones locales en el Territorio de la Capital Nacional (TCN) de Delhi, del 8 de febrero de este año, el Partido del Hombre Común o Aam Aadmi Party (AAP) había ganado de forma holgada frente al partido del premier Modi, el Bharatya Janata Party (BJP). A primera vista, esta victoria se podría ver como un hecho con poca relevancia al tratarse de una elección local, además de que el BJP obtuvo poco más del doble de escaños, en comparación con la elección de 2015. Sin embargo, la situación es mucho más compleja cuando se observa todo el bosque y no sólo el árbol delhí. Así, es necesario remarcar el contraste con las elecciones generales de abril y mayo de 2019, donde la ola Modi (Modi wave), la Modinomía (Modinomics) y la Modimanía pareció hipnotizar a una considerable porción del electorado indio.

            En ese sentido, hay una hipótesis bastante aceptada en los medios –y entre los expertos- indios en los últimos días, confirmada por el triunfo del AAP en las elecciones estatales en Delhi: los indios han aprendido a diferenciar las elecciones generales de las estatales y, por ende, la retórica del nacionalismo hindú enarbolada por el BJP tiene buenos resultados en elecciones nacionales, al contrario de las locales (Gupta, 2020; Mohan, 2020; PTI, 2020). De esta forma, después de las elecciones generales del año pasado, el BJP no ha podido retener por sí mismo, o ganar, los gobiernos de los estados de Haryana –donde comparte el poder con el JJP-, Jharkhand,[1] Maharashtra[2], Madhya Pradesh, Chattisgarh y ahora el TCN. Incluso antes, en un caso sui generis, en las elecciones de 2018 en Karnátaka, el partido del Congreso (INC) perdió un buen número de escaños, mientras que el BJP logró remontar, casi lo suficiente para formar gobierno; sin embargo sus adversarios se unieron en una coalición que les permitió temporalmente gobernar.[3] Y el mismo año, en Rayastán, el INC logró arrebatar el gobierno al BJP, quien perdió 90 escaños. Así, el año apenas ha comenzado y todavía faltan las elecciones en Bihar, donde el gobierno de Nitish Kumar –apoyado por el BJP- será puesto a prueba; y en el pequeño territorio de la unión de Puducherry, donde gobierna el INC.

            Lo anterior parece corroborar la hipótesis antes señalada, empero ¿A qué se debe esto? La explicación parece tener su origen en la retórica que se usa en los dos niveles. Por un lado, el BJP ha centrado su discurso en la figura del premier Modi y los logros de su agenda ideológica. Por el otro, los demás partidos si bien han tratado de exaltar y criticar los errores y excesos del gobierno central –y los locales- del BJP, también han tratado de resaltar los logros en su agenda social, como en el caso del AAP (Massey, 2020). De tal suerte que la narrativa agresiva del BJP sobre el nacionalismo y las protestas anti-CAA[4] -así  como  las declaraciones incendiarias de miembros del BJP- no parecen haber generado gran simpatía durante los comicios de Delhi (ENS, 2020; IT, 2020; Khare, 2020; Mukhia, 2020; PTI, 2020). Al contrario, la retórica sobre la seguridad nacional, la erogación del estatus especial del estado de Yamú y Cachemira, y los eslóganes anti-Pakistán parecen tener una mejor recepción en las elecciones nacionales, teniendo en cuenta que en 2019 todos los candidatos del BJP a la Asamblea del Pueblo[5] ganaron en Delhi (Gupta, 2020; Mohan, 2020).

            En el caso particular de Delhi, es importante remarcar que el espectro de simpatía que el AAP logró en el electorado pasa por áreas de clase media y alta como el Gran Kailash o baja como Seelampur; la primera con preocupaciones centradas en la retórica del BJP y la segunda poniendo mayor atención al mejoramiento de los servicios públicos, como la distribución de agua potable (Mukhia, 2020). En este pequeño, pero revelador, campo de batalla electoral no hay que perder de vista una serie de significados para las fuerzas políticas más importantes en Delhi: el AAP refrenda su mandato con una campaña que no trató de confrontar directamente a Modi; el BJP logra aumentar su número de escaños, pero sin realmente cuestionar la aceptación del AAP; el INC logró el 4.26% de la votación, pero no fue segundo lugar en ninguna circunscripción, a diferencia de otros partidos con menor votación, ilustrando parte de la crisis por la que atraviesa. Y por último, Modi es un político muy avezado, pero la retórica del nacionalismo hindú y su persona muestran limitaciones electorales. Pese a esto, su agenda no se ha detenido y se consolida, por lo cual ¿Realmente importará no ganar elecciones estatales, mientras se tenga el poder central?

Bibliografía

  1. (2020). Congratulating Chief Minister of Delhi, Arvind Kejriwal, The Office of His Holiness the Dalai Lama. Retrieved from https://www.dalailama.com/news/2020/congratulating-chief-minister-of-delhi-arvind-kejriwal/amp?__twitter_impression=true

ENS. (2020). Goli maaro, India-Pak: Such talk may have hurt BJP in Delhi, says Amit Shah, The Indian Express. Retrieved from https://indianexpress.com/article/india/amit-shah-bjp-delhi-elections-2020-loss-6267154/

  1. (2020). Delhi Election 2020: Full list of winners, The Financial Express. Retrieved from https://www.financialexpress.com/india-news/delhi-election-2020-full-list-of-winners/1864034/

Gupta, Shekhar (Producer). (2020). National politics beyond Delhi polls & costs of Modi the PM as a constant combatant. Retrieved from https://youtu.be/sAnUUVYmexQ

  1. (2020). Currentjriwal, Kejri wali Dilli: How Indian newspapers captured AAP’s historic victory in Delhi, India Today. Retrieved from https://www.indiatoday.in/elections/delhi-assembly-polls-2020/story/kejriwal-indian-newspapers-aap-historic-victory-delhi-election-1645605-2020-02-12

Khare, Harish. (2020). By Rejecting the BJP, Delhi Voters Have Busted Three Important Myths, The Wire. Retrieved from https://thewire.in/politics/bjp-amit-shah-narendra-modi-delhi-elections

Massey, Erick. (2020). Delhi elections: AAP’s victory margins show that it wasn’t a close contest, Business Standard. Retrieved from https://www.business-standard.com/article/elections/delhi-elections-aap-s-victory-margins-show-that-it-wasn-t-a-close-contest-120021200821_1.html

Mohan, Deepanshu. (2020, 11 de febrero, 2020). With AAP Victory in Delhi, a Unique Form of Political Awareness Solidifies in India, The Wire. Retrieved from https://thewire.in/politics/aap-win-delhi-bjp

Mukhia, Harbans. (2020). Heralding a politics of change, The Hindu. Retrieved from https://www.thehindu.com/opinion/lead/heralding-a-politics-of-change/article30813435.ece?homepage=true

PTI. (2020). Delhi Election Result 2020: Congress maintains count with zero seats and 63 candidates losing their deposits, The Financial Express. Retrieved from https://www.financialexpress.com/india-news/delhi-election-result-2020-congress-maintains-count-with-zero-seats-and-63-candidates-losing-their-deposits/1864697/

Varshney, Ashutosh. (2000). Is India Becoming More Democratic? The Journal of Asian Studies, 59(1), 3-25. doi: 10.2307/2658582

[1] Donde el BJP fue sustituido por el Frente de Liberación de Jharkhand, en coalición con el partido del Congreso.

[2] El BJP fue el partido con el mayor número de escaños –aunque menos que en la elección anterior-, pero hubo una ruptura con su aliado ideológico, el Shiv Sena (SS), y no pudo completar la mayoría necesaria; mientras que el SS, el NCP y el INC se unieron y formaron gobierno.

[3] Al menos hasta que el BJP “convenció” a varios legisladores rivales para dejar sus partidos y formar un nuevo gobierno.

[4] En contra de las Enmiendas a la Ley de Ciudadanía, que flexibilizan la adquisición de la nacionalidad india a las minorías religiosas refugiadas en los países vecinos de la India, con excepción de los musulmanes; y que ha generado una serie de críticas dentro y fuera de la India.

[5] Cámara Baja o Lok Sabha.

Elecciones en la India, 2019

Por Jacobo Silva4a620dde-5bb7-11e9-bbcc-84176f6dd1e7_image_hires_123013

Las elecciones generales son un acontecimiento importante en la mayoría de los países democráticos del mundo. En el caso de la India, se adquiere una dimensión completamente diferente en comparación con la mayoría de las democracias en el orbe, en dos aspectos importantes: duran más de una jornada electoral y vota el electorado más grande del globo. De esta forma, las elecciones generales de este año se llevaron a cabo del 1º de abril al 19 de mayo en siete fases, mientras que el conteo se realizó el 23 de mayo; y fueron convocados a votar alrededor de 900 millones de electores. Los datos anteriores dejan ver los retos logísticos que significan unas elecciones generales en la India, sin mencionar que simultáneamente se realizaron elecciones provinciales en las entidades federativas de Andhra Pradesh, Arunáchal Pradesh, Odisha y Sikkim.

Más allá de la numeralia -son las elecciones con el electorado más grande registrado en la India-, lo cierto es que 2019 será recordado como el año en el que se reeligió como primer ministro (PM) a Narendra Modi, líder del partido Bharatiya Janata Party (BJP) o Partido del Pueblo Indio, formación de corte nacionalista hindú y cercana a la organización conservadora hindú RSS. Su victoria está enmarcada en el hecho de que ya contaba con una mayoría absoluta, 282 escaños, en la cámara baja del parlamento indio, la Lok Sabha, y logró aumentarla a 303 escaños, de un parlamento de 543 asientos; en otras palabras, no requiere de sus socios de coalición para formar un nuevo gobierno. Al contrario, la oposición, liderada por el Partido del Congreso Nacional Indio (INC, por sus siglas en inglés) obtuvo en general resultados poco halagüeños, y aunque logró obtener 8 escaños más, no pudo remontar lo que algunos medios denominaron el tsunamodi. Basta ver los números, el INC en 2014 ganó 44 escaños, en 2019 sólo 52, y su coalición 90, resultado que palidece frente a los 353 de la coalición ahora gobernante. De esta manera, es posible prever un gobierno mucho más fuerte y con menos disposición a consensuar las distintas iniciativas parlamentarias.

Más allá de lo anterior, estas elecciones eran vistas como un referéndum para la administración del PM Modi y se preveía que podría disminuir su mayoría gobernante e incluso tener dificultades para formar gobierno; situación que para nada aconteció. Por lo cual, se puede afirmar que Modi salió airoso de varios de sus faux pas, tales como: la demonetización de noviembre de 2016; el escándalo suscitado por las sospechas de corrupción en la adquisición de los aviones Rafale a la empresa francesa Dassault, ya antes ligada a escándalos de soborno en Bélgica; las desavenencias con el gobernador del banco emisor indio, Urjit Patel, que resultaron en su renuncia; el retraso en la presentación de las estadísticas sobre desempleo; las acusaciones de la oposición sobre el uso electoral de los bombardeos en Balakot, Pakistán, después del atentado terrorista contra las fuerzas armadas indias en Pulwama, en Yamú y Cachemira; las protestas multitudinarias de los campesinos por la falta de apoyo gubernamental al sector agrícola, entre otros muchos entuertos.

De esta manera, los excelentes resultados del BJP le traerán una legitimidad pocas veces vista en India: en primer lugar, la reelección que sólo conocían Jawaharlal Nehru y su hija India Gandhi con una mayoría así de impresionante. En ese sentido, se puede concluir que estas elecciones tienen un significado tan profundo para la oposición como para la democracia india en su conjunto. Por un lado, el INC si bien fue el partido más votado después del BJP, su pírrico número de escaños la hacen una fuerza política con muy poco margen de maniobra para realmente ser una oposición, oficialmente requiere 55 asientos para ello. Por el otro, el liderazgo del heredero de la dinastía Nehru-Gandhi, Rahul Gandhi, es cuestionado por él mismo, presentando su renuncia y rechazando una negativa del poderoso Congress Working Committee.[1] Y es que, después de la publicación de los resultados, Gandhi ha expresado un amargo reproche, entre otros, a los gobernadores de los estados de Rayasthán y Madhya Pradesh por haber impuesto a sus hijos como candidatos, por encima del partido, y no haberlo apoyado lo suficiente. Los datos son más estremecedores cuando se remarca que en 2018, en esos dos estados, el INC formó gobiernos en mayoría, pero sólo ganó un escaño federal en el segundo. Por el otro, Modi estremeció también a los demás partidos como al AITC de Bengala Occidental, y a la coalición de partidos de castas atrasadas Mahaganthbandhan; aunque en el sur los partidos locales YSRCP y DMK se impusieron, al igual que el INC en el estado de Kérala. Al mismo tiempo, la democracia india enfrenta retos como el dinero, tomando en cuenta que el BJP gasta más que Netflix o Colgate en publicidad televisiva y más que ningún partido en propaganda en Google. Igualmente, el debate político está lleno de declaraciones misóginas y controversiales que normalizan, hasta cierto punto, la misoginia y el comunalismo.

[1] El Congress Working Committee se ha negado a aceptar la renuncia de Rahul Gandhi y ha intentado ponerse en contacto con él para convencerlo de mantener el liderazgo; sin embargo, Gandhi ha declarado que deben de buscar a su sucesor, quien no necesariamente tendría que ser parte de la familia Gandhi.

Fuentes:

Ajmal, Anam. (2019). Lok Sabha Election 2019: With Rs 1.2cr, BJP beats other parties on Google ad spend. The Time of India. https://timesofindia.indiatimes.com/elections/news/nyay-scheme-conceived-only-after-consulting-experts-rahul-gandhi/articleshow/68729323.cms

SPECIAL CORRESPONDENT. (2019). Hindutva and exclusion connected: Amartya Sen. The Hindu. https://www.thehindu.com/news/national/hindutva-and-exclusion-connected-amartyasen/article26390631.ece

De, Abhishek. (2019). As Lok Sabha campaigning picks up, leaders of all colours try to make sexism the new normal. Indian Express. https://indianexpress.com/elections/lok-sabha-elections-politicians-sexism-misogyny-controversial-remarks-priyanka-gandhi-azam-khan-jaya-prada-5687032/

ECI. (2019). GENERAL ELECTION TO LOK SABHA TRENDS & RESULT 2019. 2019, from http://results.eci.gov.in/pc/en/partywise/index.htm

IANS. (2019). Amarinder to take up Sidhu issues with Rahul this week. The Time of India. https://timesofindia.indiatimes.com/india/amarinder-to-take-up-sidhu-issues-with-rahul-this-week/articleshow/69507608.cms

Peri, Dinakar. (2019). Break-in at IAF Rafale team office in France. The Hindu. https://www.thehindu.com/news/national/break-in-at-iaf-rafale-team-office-infrance/article27207382.ece

PTI. (2019a). 83 per cent Lok Sabha MPs are ‘crorepatis’, 33 per cent have criminal cases: ADR report. Indian Express. https://indianexpress.com/elections/83-per-cent-lok-sabha-mps-are-crorepatis-33-per-cent-have-criminal-cases-adr-report-5647211/

PTI. (2019b). Disquiet in Congress ranks as Rahul insists on resigning, fate of Rajasthan and Karnataka governments uncertain. The Time of India. https://timesofindia.indiatimes.com/india/disquiet-in-congress-ranks-as-rahul-insists-on-resigning-fate-of-rajasthan-and-karnataka-governments-uncertain/articleshow/69524169.cms

PTI. (2019c). UN designates JeM chief Masood Azhar as global terrorist. The Hindu. https://www.thehindu.com/news/international/un-designates-jem-chief-masood-azhar-asglobal-terrorist/article27002685.ece

Newsclick Report. BJP Spends More Than Netflix, Colgate or Dettol On TV Ads, With Elections Looming Large. Newsclick https://www.newsclick.in/bjp-spends-more-netflix-colgate-or-dettol-tv-ads-elections-looming-large

Indo-Asian News Service. (2019). BJP Spent The Most On Election Advertisements On Google Platforms: Report. NDTV. https://www.ndtv.com/india-news/lok-sabha-elections-2019-bjp-spent-the-most-on-election-advertisements-on-google-platforms-report-sa-2018034

TNN. (2019a). Ashok Gehlot, Kamal Nath and P Chidambaram put sons above party interest: Rahul Gandhi. The Times of India. https://timesofindia.indiatimes.com/india/ashok-gehlot-kamal-nath-and-p-chidambaram-put-sons-above-party-interest-rahul-gandhi/articleshow/69501009.cms

TNN. (2019b). Day after Rahul Gandhi’s outburst, Congress mum on his quit offer. The Time of India. https://timesofindia.indiatimes.com/india/day-after-rahuls-outburst-congress-mum-on-his-quit-offer/articleshow/69510588.cms

TNN. (2019c). West Bengal election results 2019: Saffron threat may bring the streetfighter out. The Time of India. https://timesofindia.indiatimes.com/articleshow_comments/69472186.cms?from=mdr

Los desafíos de la reconstrucción democrática en Nepal

nepal-local-elections-nh

La República Federal Democrática de Nepal es un país multiétnico, plurilingüístico y con una población mayoritariamente hindú, emplazado en el Himalaya, al sur de China y al norte de la India, que fue junto con Brunéi, la última monarquía absoluta del mundo hasta 1990. Desde entonces hasta nuestros días, Nepal viene atravesando serias dificultades en su proceso de transición democrática.

Sigue leyendo

El gatopardismo hindú

por María Victoria Ubeda

BANGLADESH_-_0608_-_Visita_Modi_(F)

En abril y mayo de 2014, se celebraban en India las elecciones generales registrando un record de participación del 66,3% con 551 millones de votantes. Los resultados arrojaban que el partido opositor Bharatiya Janata (BJP), encabezado por el nacionalista hindú Narendra Modi, había conseguido una victoria histórica en las elecciones generales que concluían después de más de un mes de votaciones.

La Alianza Democrática Nacional que lidera el BJP había logrado más de 330 escaños, superando ampliamente la mayoría absoluta.

El Partido del Congreso, por su lado, ni siquiera lograba el 10% de los escaños. Esta tremenda derrota en las urnas es el reflejo de la pérdida de credibilidad que ha sufrido el partido tras verse involucrado en escándalos de corrupción y a su vez, el modo que han encontrado los votantes para castigar al mismo por la desaceleración económica, la alta inflación y una falta de liderazgo de sus líderes.

El entrante Primer Ministro Narendra Modi- de 63 años, gobernador del estado de Gujarat y antiguo vendedor de té- que se declaraba orgulloso de ser fundamentalista hindú, prometía mejorar el suministro de electricidad, las carreteras y los trenes para reactivar el crecimiento económico, hacer reformas fiscales y laborales, así como facilitar la entrada de la inversión extranjera y crear 10 millones de empleos anuales para el país que en una década sobrepasaría a China como el más poblado del mundo.

Pasado más de un año de su elección, podemos ver como Modi ha dado prioridad a las relaciones internacionales, realizando visitas a una gran cantidad de países y recibiendo a líderes relevantes, con el objetivo de que la India sea percibida como un país serio y un socio económico fiable.

Más allá de la imagen que Modi busca reproducir de la India, la misma sigue mostrando cifras de discriminación y violencia contra las mujeres impropias de un país que aspira a ser percibido como potencia mundial. Evidentemente, las políticas de apoyo a la mujer no parecen ser una prioridad para Narendra Modi.

Los proyectos para afrontar la compleja situación a la que deben hacer frente miles de mujeres en la India, son muchos y muy buenos. Por lo tanto, no estaríamos frente a un problema de falta de propuestas sino de carencia de voluntad política para hacerlas efectivas.

Como bien sabemos, en todo régimen democrático el pueblo gobierna por medio de sus representantes, e India al constituirse como la democracia más grande del planeta, con 813 millones de potenciales electores, no es la excepción. Ahora bien, ¿qué sucede si son los mismos representantes los que reproducen un discurso sexista y discriminador?

Para finalizar brindamos un ejemplo ilustrativo: El pasado 8 de junio, el Primer Ministro indio, Narendra Modi, mientras se encontraba en una visita oficial en el vecino país de Bangladesh realizó una desacertada declaración al decir: “El mundo no ha encontrado aún la solución sobre cómo resolver el problema del terrorismo. Incluso las Naciones Unidas no se encuentran en posiciones de proveer una guía sobre cómo hacerlo. Estoy feliz de que la Primer Ministra de Bangladesh, a pesar de ser una mujer, haya declarado abiertamente su tolerancia cero al terrorismo. Me gustaría agradecer a Sheikh Hasina por su coraje para luchar contra el mismo.”