Avances y retrocesos del comercio entre India y Argentina en 2018

Por Baltasar Bayma

Moneda rupia

El intercambio comercial entre Argentina y la India ascendió a 2.354 millones de dólares en 2018, lo que implica una disminución del 19% respecto al año anterior. A pesar de ello, las ventas de un país a otro exhibieron comportamientos disímiles. Por un lado, las exportaciones argentinas al gigante asiático alcanzaron 1.466 millones de dólares, es decir, experimentaron un declive del 30% respecto a 2017; mientras que, por otra parte, las compras a India crecieron un 8% respecto a ese mismo año y totalizaron en 888 millones de dólares. Esto derivó en una merma del 54% del superávit comercial que Argentina tiene con el país oriental desde hace décadas y que se ubicó en 577 millones de dólares el año pasado. A pesar de la caída de las ventas con destino a la India, este país continuó ubicándose entre los principales destinos de las exportaciones nacionales luego de Brasil, China, Estados Unidos, Chile, Vietnam, Argelia y Países Bajos. Además, la India se erige como un actor relevante para la provincia de Santa Fe, ya que constituye el segundo destino, en orden de importancia, de las exportaciones santafesinas.

El comercio bilateral se vio seriamente afectado a partir de la suba de los impuestos a la importación de aceite de soja que India aplicó a partir de noviembre de 2017. Resulta valioso destacar que el aceite de soja es el principal producto que nuestro país le vende al gigante asiático: el 91% de las exportaciones argentinas del año pasado con destino a ese país estuvo conformado por aceite de soja. Tras la suba de aranceles, nuestro país le vendió a la India 582 mil toneladas menos de aceite de soja en 2018 en comparación con el año anterior, lo que configura un descenso del 23% en términos relativos.

Con respecto a la composición de las ventas de un país a otro, no tuvo lugar un cambio sustancial. Las exportaciones argentinas con destino a la India se integraron casi totalmente por alimentos y bebidas (97%) y suministros industriales (3%). Por otra parte, las importaciones provenientes del país asiático estuvieron constituidas por suministros industriales (54%), bienes de capital y sus piezas y accesorios (16%), equipos de transporte y sus piezas y accesorios (12%), artículos de consumo (10%), combustibles y lubricantes (7%) y alimentos y bebidas (1%). En otras palabras, las compras nacionales a la India presentaron mayores niveles de valor agregado y diversificación que las ventas argentinas a ese país.

Durante la visita de Estado del presidente Mauricio Macri a la India, en febrero pasado, ambos países expresaron su satisfacción por la reciente aprobación de las certificaciones sanitarias y fitosanitarias que permiten el acceso de limones, semillas de chía, productos derivados de huevo, huevos frescos, carne de pescado y huesos de pescado argentinos al mercado indio; y el ingreso de goma guar y mijo indios al mercado argentino. Sin dudas, se trata de un avance hacia un intercambio más diversificado que, además, beneficiará a economías regionales. Sin embargo, son necesarios más y mejores acuerdos que permitan la llegada de productos con mayor contenido tecnológico al mercado indio si queremos que el siglo de Asia también resulte beneficioso a países como Argentina.

Fuentes:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s